Cerámica artesanal peruana

La cerámica artesanal peruana es una de las actividades culturales más difundidas del Perú. La alfarería es una actividad que llega a ocupar el segundo lugar, si hablamos específicamente de la producción de objetos artesanal, superado únicamente por la textilería.

Historia de la cerámica artesanal peruana

Si hablamos de la antigüedad de esta actividad alfarera podemos mencionar que la cerámica más antigua encontrada en el Perú es la de estilo Wayra Jirka, perteneciente a la cultura Kótosh, durante el año 1840 a.C.

Si bien utilizar el término “cerámica” e “historia del Perú” en una misma frase puede llegar a ser redundante, sin embargo, a riesgo de caer en ello, se debe señalar que una gran parte de la historia del Perú no puede ser contada sin la presencia de la cerámica, ya que es una manifestación cultural donde se registra y narra parte del pasado peruano. Un ejemplo es que antiguamente se utilizaba unas vasijas conocidas como pacchas, de la palabra quechua cataratas o caídas de agua, con el fin de ofrecer líquidos sagrados a la Madre Tierra durante las ceremonias.

Actualmente, en diversos lugares del Perú, en las mismas zonas donde hace siglos se realizaba la alfarería, se mantienen las costumbres de elaborar la cerámica artesanal peruana, debido a que las canteras de arcilla son las mismas utilizadas en la antigüedad. No es de extrañar que por más de tres mil años se haya mantenido la cerámica peruana como una actividad artística. Aunque también han cambiado algunas de sus formas, como es el caso de los toritos de Pucará y toritos de Quinua.

La cerámica artesanal peruana llega a ser excepcionalmente asombrosa debido a su composición y por los motivos que expone. Piezas de la más alta calidad y que se pueden observar en las piezas provenientes de las culturas Chavín, Kótosh, Paracas y Nasca, todos exhibidos a lo largo del mundo en museos. Algunos de estos objetos llegaron a tener un carácter ceremonial para las culturas que la fabricaron.

Técnicas utilizadas para la fabricación de cerámica artesanal peruana

Algunas de las técnicas heredadas de los antepasados utilizadas en la elaboración y decoración de los ceramios son el modelado a mano, paleteado, colombín (transformación de la arcilla en rollos superpuestos en forma espiral) y moldeado. Las técnicas mencionadas no emplean el torno sino un instrumento giratorio dispuesto en una piedra plana conocido como plato torno.

En la actualidad, algunas de las cerámicas de gran renombre a nivel mundial del país, debido a su valor cultural y estético, son las que provienen de lugares como Chulucanas (Piura), Pucará (Puno), Quinua (Ayacucho), Cusco y Shipiba (Ucayali).

Las ollas, a pesar de haber sufrido algunos cambios, se siguen fabricando en pueblos como Simbilá, Taricá, Santo Domingo de los Olleros, Mankalluta, entre otros.

Por otra parte, las formas y decoraciones de la cerámica artesanal de la selva han tenido que variar con el fin de acceder al mercado comercial, pero siguen usado las técnicas de confección y quema tradicional.

El pueblo de Chulucanas (Piura) goza de un gran auge comercial en esta actividad tradicional, mejorado las técnicas para causar un gran impacto en las grandes tiendas norteamericanas y europeas. Pueblo donde se fabrica al año más de 200,000 piezas para diferentes exportadores.

Mostrando todos los resultados 12

Mostrando todos los resultados 12