Artesanías Peruanas – Aprende y adquiere el arte, Historia y Diversidad

Llegan a ser pocos los países del mundo los que concentran la riqueza cultural y humana del Perú. Una riqueza que ha servido de inspiración para la creación de una gran variedad de artesanías peruanas, trabajos que son considerados como el lenguaje del arte peruano.

Perú se caracteriza por tener la artesanía más rica y diversa de Latinoamérica. Una expresión artística que se ha formado gracias al mestizaje de la cultura occidental y de los pueblos andinos, costeños y amazónicos.

Se puede decir que la magia y herencia dejada por los incas y culturas preincas se combina con lo colonial; además del excelente trabajo artesanal de los peruanos, dando como resultado increíbles formas hechas en barro, bellas tallas en madera, armoniosos diseños geométricos en coloridos tejidos, coloridos retablos, finas tallas hechas en piedra, ostentosas joyas, por nombrar algunos.

Las artesanías elaboradas en el país representan la marca “Hecho a mano”; no es de extrañar pues todas las manifestaciones artesanales son elaboradas a mano.  Objetos que no pueden ser reproducidos industrialmente debido a que los artesanos no utilizan moldes para elaborar sus trabajos. Sabiduría que ha sido trasmitida por las diversas culturas prehispánicas que alguna vez se asentaron en los territorios de Perú. Una sabiduría que se ve reflejada en su cerámica, textiles, joyería, talla en piedra y madera, trabajo en cuero, entre otros.

Los productos artesanales que se pueden destacar en Perú son innumerables, incluyendo finos textiles, mates burilados, vasijas de Chulucanas, retablos ayacuchanos, bordados del Cañón del Colca, cojines de Chinchero, queros, collares de semillas selváticas, chalinas de alpaca y cofres de plata y oro, entre muchos otros ejemplos.

Los materiales utilizados provienen de la naturaleza, incluyendo las cochinillas y fibra de alpaca; tara, flores silvestres, madera y mimbre; oro y plata; entre otros. Gracias a los tonos obtenidos de los distintos pigmentos naturales se embellecen las telas, chompas y tapices, dando vida a una gran variedad de escenas multicolores, rememorando el tradicional arte del antiguo pueblo peruano. El resultado de una potente carga emotiva, vivencial y cultural, sirviendo de inspiración para el artesano.

Historia de la Artesanía Peruana

La artesanía peruana llega a ser una actividad que se realiza desde hace miles de años. Las piezas artesanales que se elaboran en los talleres que recorren el país son el resultado del conocimiento que ha sido transmitido entre artesanos, de padres a hijos, generación tras generación y que se inició en tiempos prehispánicos. Esta herencia ancestral a lo largo de los años ha sido enriquecida por la imaginación del artesano, la relación que existen con otras culturas y el uso de nuevos instrumentos.

Las creaciones artesanales, más allá de su belleza, ha participado trascendentamente en la historia de la cultura peruana bien sea por su valor utilitario o por el sentido mágico-religioso que se le da.

A continuación, mencionaremos algunas de las expresiones artesanales más representativas que perduran en el Perú gracias al desempeño y el aporte sucesivo de los artesanos.

Tipos de Artesanías peruanas

Textilería

La textilería es una de las expresiones artesanales que más ha llegado a evolucionar y practicar en Perú. Se puede notar la gran influencia de la textilería en el poblador andino en algunas palabras comunes que se utilizan y que provienen del idioma quechua, ejemplificado en palabras como vincha –del quechua wincha, cuyo significado es cinta para sujetar el cabello.

Los artesanos textiles han demostrado una gran maestría desde tiempos inmemoriales en la producción de tejidos, un claro ejemplo son los mantos Paracas, uno de los vestigios textiles que llega a ser considerado como uno de los más bellos del mundo. También se puede mencionar a los tejidos Wari, cultura previa a los Incas, estos últimos heredaron muchas de las artes utilizadas por esta cultura preinca.  El trabajo textil se realiza con la ayuda de fibras vegetales y animales.

La fibra textil de origen animal que más es utilizada en este país es la proveniente de la vicuña, misma que es elogiada por ser una de las más finas del mundo. Antiguamente, se utilizaba este material para fabricar la túnica o el unku del Inca; actualmente, se utiliza en la elaboración de prendas de gran belleza.

Si bien la fibra de alpaca está un poco por debajo de la proveniente de la vicuña, llega a ser una fibra de gran calidad.  Se utiliza para la elaboración de bellos tapices como los ofrecidos en el barrio de Santa Ana en Ayacucho; suaves ponchos utilizados en Cusco y Puno; piezas de arpillería fabricados en Pamplona y finas chompas hechas de baby alpaca de las ciudades de Arequipa y Huancavelica. Algunos textiles llegan a ser adornados con un increíble bordado andino, testimonio de la maestría que presenta el artesano peruano.

Cerámica

Una de las artesanías peruanas a destacar es la cerámica peruana, cuyos diseños representan a los elementos que podemos encontrar en la naturaleza. La cerámica artesanal se inicia con el estilo Wayra Jirka, proveniente de la cultura Kótosh, durante los años 1840 a.C.; luego evoluciona gracias a las culturas Chavín, Paracas y Wari, entre otras. El artesano posteriormente se ve motivado por la necesidad de adaptarse al entorno y a las deidades, modificando los estilos primarios.

Las piezas de cerámica peruana llegan a ser son una representación del sentir del pueblo; un ejemplo muy claro es la cerámica de Chulucanas, cuyos acabados y tonalidades son una de la más mística del norte peruano.

La cerámica de Quinua, en Ayacucho, intenta reflejar la espiritualidad y religiosidad. Sus formas no solo representan lo tradicional, sino también la evolución que ha tenido sus mitos, leyendas y folclor popular. Las iglesitas de Quinua, pequeñas piezas hechas con arcilla utilizadas por los lugareños en los tejados con el fin de alejar los malos espíritus, son una recreación del estilo plateresco de las iglesias coloniales de Ayacucho.

La cerámica de Pucará, en Puno, se caracteriza por el célebre torito de Pucará. El toro es un animal que fue traído de Europa durante la época Colonial, siendo acogido como un animal mítico, desplazando a animales míticos como o la llama, el otorongo y el amaru (serpiente bicéfala).

Por su parte, la cerámica de Cusco llega a ser muy diferente a los souvenirs producidos para el consumo turístico. Llegando a caracterizarse por producir piezas con un estilo contemporáneo, objetos abstractos, réplicas utilizadas en la decoraciones europeas y réplicas incaicas.